Ginkgo Biloba. Efectividad y evidencia científica – Parte 2/2

En la primera parte de este post vimos aquellos males para los que el Ginkgo Biloba ha demostrado de forma suficiente su efectividad. En esta segunda parte veremos aquéllos para los que se suele considerar efectivo pero la evidencia científica todavía no es suficiente.

Posiblemente no efectiva con:

hojas ginkgo biloba
Rama Ginkgo Biloba

Pérdida de la memoria relacionada con la edad. Algunos estudios sugieren que la hoja del ginkgo podría mejorar ligeramente la memoria y la función mental en pacientes con problemas de memoria relacionados con la edad. Pero la mayor parte de la evidencia muestra que tomar extracto de hoja de ginkgo por vía oral no mejora la memoria o la atención en personas ancianas con función mental normal, en aquellos con ligeros problemas mentales o en aquellos con demencia y pérdida de memoria relacionada con la edad. El ginkgo tampoco parece prevenir el desarrollo de pérdida de memoria con la edad.

Disfunción sexual causada por medicinas antidepresivas. Aunque algunos estudios tempranos sugieren que tomar extracto de hoja de ginkgo por vía oral podría mejorar los problemas sexuales causados por antidepresivos, más recientes estudios sugieren que probablemente no es tan efectivo.

Problemas mentales causados por la quimioterapia. Investigaciones muestran que tomar un extracto específico de ginkgo llamado EGb 761 dos veces al día empezando antes del segundo ciclo de quimioterapia y continuando hasta un mes después del tratamiento de quimioterapia no previene de problemas mentales causados por la quimioterapia en pacientes siendo tratados de cáncer de mama.

Alta presión sanguínea. Estudios muestran que tomar el extracto de ginkgo EGb 761 por vía oral durante hasta 6 años no reduce la presión sanguínea.

Esclerosis múltple. Tomar extracto de ginkgo biloba o ginkgolide B, un compuesto químico específico que se encuentra en el extracto de ginkgo, no mejora la función mental en pacientes con esclerosis múltiple.

Depresión estacional (trastorno afectivo estacional). Tomar extracto de ginkgo por vía oral no parece prevenir los síntomas de depresión invernal en pacientes con este problema.

Tinnitus (zumbido en los oídos). Tomar extracto de ginkgo oralmente no parece mejorar el zumbido en los oídos.

Muy posiblemente no efectivo con:

Enfermedad cardiovascular. Tomar extracto de Ginkgo no reduce las posibilidades de tener un ataque al corazón , dolor de pecho, o accidentes cerebrovasculares.

Evidencia insuficiente para evaluar su efectividad con:

Pérdida de visión relacionada con la edad (degeneración macular relacionada con la edad). Hay una poca temprana evidencia de que el extracto de ginkgo podría mejorar lo síntomas y la distancia visual de personas con problemas de visión relacionados con la edad.

Fiebre del Heno (rhinitis alérgica). Viejos estudios muestran que aplicar a los ojos unas ciertas gotas ( Trium, SOOFT) que contienen ginkgo  y ácido hialurónico 3 veces al día durante un mes podría reducir los síntomas de vértigo cuando se toman 4 días antes de escalar. Sin embargo, otros estudios muestran que usar un extracto específico GK501 durante 1 o 2 días antes de escalar no previene del mal de altura.

Asma. Investigaciones muestran que tomar 2 cápsulas de un compuesto de ginkgo, jengibre y Picrorhiza kurroa 2 veces al día durante 12 semanas no mejora la función pulmonar o los síntomas del asma en pacientes adultos con asma.

Autismo. Estudios muestran que tomar extracto de ginkgo diariamente durante 10 semanas junto con medicación convencional no mejora los síntomas de autismo en niños.

Pérdida auditiva. Hay estudios que evidencian que tomar ginkgo podría mejorar la pérdida auditiva debido a causas desconocidas. Sin embargo muchos de estos pacientes recuperan el oído ellos sólos. Es difícil saber si el ginkgo tiene algún efecto.

Hemorroides. Hay algunos estudios antiguos que sugieren que tomar una combinación de ginkgo y ciertas medicaciones convencionales podría reducir algunos síntomas de las hemorroides, incluyendo el sangrado y el dolor.

Otros usos muy poco estudiados y por lo tanto sin base científica:

Disfunción sexual

Toxicidad de la piel debida a la radiación

Trastorno de vasos sanquíneos

Alto colesterol

Coágulos sanguíneos

Bronquitis

Problemas urinarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s